Ahora, ¿no tenéis empanadillas? Esta pregunta nos la hacían hace solamente unos días en nuestro restaurante de A Estrada. No tendría ni la más mínima importancia si no fuese porque esta es una de nuestras elaboraciones más tradicionales.

Desde el principio, amasar, rellenar y hornear nuestras empanadillas caseras es un proceso cotidiano para nosotros. Las hacemos variadas pero sobre todo de modo frecuente. En un principio, pensamos en ellas como tapa. ¡Y cómo salían de la cocina! Ese éxito nos llevó a incluirlas en la carta, donde esta receta continuó su camino de rosas. Pero de un tiempo a esta parte, la exposición de tortillas, empanadas y repostería que siempre tenemos en la barra ha devuelto a la actualidad a nuestras empanadillas, puesto que acabamos de inaugurar el Día da Empanadilla. Ya sabéis, todos los miércoles antes de comer puedes venir a recoger y llevarte las tuyas en una promoción pensada para hacer la boca agua.

¡Bon appetit!