Durante toda esta semana, tendremos un desayuno muy especial y también poco frecuente: una trenza de pan de leche. Como sabéis, en nuestro restaurante de A Estrada los brioche son un tipo de pan que nos encanta: por su textura, por su sabor o por su excelente papel de pareja de un café, un chocolate o una infusión.

¿Os gustaría aprender a preparar esta trenza? Si es así, necesitáis:

Mantequilla

Leche

Levadura

Harina de fuerza

Sal

Un huevo

Como en otros amasados, cada maestrillo tiene su librillo. Sin embargo y a grandes rasgos, la elaboración de esta trenza es muy similar a la de otro pan. Se trata de mezclar los ingredientes, tener paciencia mientras esperamos el tiempo que tarde en levedar y posteriormente hornear. ¿Cuál es la particularidad de este caso? Pues seguramente esa que estás pensando: su forma. Para crear la trenza, tendrás que separar la masa en tres porciones y estirar. Comienza uniendo los tres rulos en una punta y ¡manos a la obra! ¡Como si de un peinado se tratase!

Finalmente, no te olvides de darle un último toque: pinta con el huevo tu trenza y ¡el resultado te dejará boquiabierto!