11 de enero de 2016. En las últimas semanas, las fiestas navideñas nos han permitido presentaros platos muy diferentes. Algunos de ellos nunca habían salido de la cocina de nuestro restaurante de A Estrada. Otros sí. Y, entre minutas, elaboraciones y vajillas, el pescado ha ocupado un lugar de honor en los fogones. Siempre presente tanto en nuestra carta como en nuestro menú, hoy no os hablaremos de las propiedades nutritivas de este fruto del mar. Al contrario, ¡queremos confesaros nuestros gustos y preferencias en el reino de Poseidón!

Conforman una tríada, como el tridente que portaba el dios de las aguas. Es así. Entre las ciento de especies posibles, hay tres pescados que a nosotros nos tienen encandilados. Se trata del salmón, de la merluza y del bacalao. El conocido como «rey del río» no puede faltar en las mesas estradenses -la fiesta en su honor cumple nada más y nada menos que 43 años en mayo- y, particularmente, a nosotros nos encanta prepararlo con pisto, siguiendo la receta aprendida de la gran Nieves Feros.

Pero, especialmente, disfrutamos con el bacalao. Por el mucho juego que concede en la cocina pero también por su sabor, que cambia como la noche y el día en función de la salsa que lo acompañe. Recomendaríamos, por quedarnos con alguna receta, el cocinado a la plancha o con salsa de tomate, por ejemplo.

Y, finalmente, la merluza. Pocos platos tienen un sabor tan autóctono como la merluza a la gallega. ¿No os parece?

¡Muchas gracias por leernos!