Hasta ahora, todas las recetas que hemos publicado aquí han sido sobre postres. Y aunque reconocemos que en nuestro restaurante de A Estrada nos pierde lo dulce, ¡también somos muy salados! Y hoy nuestra propuesta la protagonizan las espinacas a la crema que hemos servido este fin de semana.

Para preparar este plato necesitáis:

-500 gramos de espinacas congeladas y previamente descongeladas

-1 ó 2 dientes de ajo

-50 gramos de aceite de oliva virgen extra

-1 cucharadita de sal

-50 gramos de harina

-500 gramos de leche entera

-30 gramos de mantequilla

-Un pellizco de nuez moscada

-Un pellizco de pimienta

-6 huevos

-50 gramos de queso rallado

 

Para empezar, debes descongelar las espinacas, escurrirlas bien y secarlas con papel de cocina.

A continuación, ponemos los ajos en el vaso de la batidora y removemos. Añadimos el aceite y mezclamos nuevamente.

Entonces, incorporamos las espinacas y la sal. Volvemos a remover.

Precalentamos el horno a 120 grados. Añadimos la harina a la mezcla y rehogamos durante un minuto.

A partir de entonces, es el momento de incorporar la leche, la mantequilla, la nuez moscada y la pimienta. Removemos de nuevo.

Por último, en una fuente vertemos la mitad de esa crema. Cascamos los huevos sobre ella y cubrimos con el resto de la crema. Espolvoreamos el queso y horneamos unos diez minutos, hasta que el huevo cuaje y la superficie esté dorada.

 

¡Y aquí están, unas deliciosas espinacas a la crema a las que seguramente Popeye no se resistiría!