Madre no hay más que una. Y aunque su día debiera serlo los 365 del año, hay una jornada en la que festejamos especialmente el amor a quien nos ha dado la vida. Este año, nos sumamos a la celebración del Día de la Madre con un menú muy especial que puedes disfrutar el domingo.

¡No dejes pasar la oportunidade de regalarle lo mejor de ti: tu tiempo! Sobre la mesa, te esperan varias opciones como primer y segundo plato, además de la bebida, el postre y el café.