Hablar de churros en Estrada trae a la cabeza los elaborados por Geli y por la señora Carmen de A Cunca, ambos locales muy cerca de la iglesia de San Paio. A esta última le debemos, de hecho, poder responder sí cada vez que alguno de vosotros nos pregunta si tenemos la pareja perfecta de un chocolate a la taza. Por tanto, en nuestro restaurante de A Estrada estamos en deuda con ella y lo estamos todos los días.

 

De modo totalmente desinteresado, la señora Carmen llegó mañana tras mañana para explicarnos ese proceso que está detrás de los buenos churros. Pasaron así los días hasta que pudimos hacerlos solos. Y pasados ​​los años, podemos decir que esta receta parece no tener secretos. Y este es precisamente, al mismo tiempo, su gran secreto.

 

Para que te hagas una idea, preparar dos kilos de masa convertidos en churros exige en torno a una hora de dedicación. Y, eso sí, ingredientes de primera calidad.

 

¿Os apetece un chocolate con churros? ¡A nosotros sí!